SPECIAL REPORT

Marihuana sigue prohibida, pero México está más cerca de legalizar su uso medicinal

El gobierno está considerando un cambio de ley que permitiría el uso medicinal de algunos derivados del cannabis. El cultivo de cannabis para uso recreativo personal seguiría siendo ilegal, pero los usuarios siguen cultivando marihuana en secreto.

Read this story in

Publication Date

Pot Still Prohibited, but Mexico Is Nearer To Legalization of Medical Marijuana Use

Mayela Sánchez, GPJ Mexico

José Manuel García Vallejo utiliza el aceite de cannabis para tratar su epilepsia. Él es parte de un grupo de partidarios de la marihuana medicinal en México que cada vez alza más la voz y que están luchando por un cambio legal que les permita cultivar la planta.

Publication Date

CIUDAD DE MÉXICO, MÉXICO  — José Manuel García Vallejo comenzó a usar cannabis hace cinco años para controlar su epilepsia. Fue un alivio de los medicamentos convencionales que había estado tomando desde que le diagnosticaron la afección a los 22 años.

“Ya estaba cansado de los efectos secundarios. Si bien [los medicamentos] me la controlaban por un rato, luego me hacia refractario, ya no me funcionaban y tenía que cambiar de medicamento y empezar otra vez”, dice.

Él hoy tiene 37 años y utiliza un concentrado de aceite de cannabis con un alto nivel de cannabidiol, o CBD, el principal compuesto no psicoactivo de cannabis. El compuesto psicoactivo es delta-9-tetrahidrocannabinol, o THC.

García Vallejo consigue el aceite con amigos que viven en Colorado, Estados Unidos, donde el consumo de marihuana es legal bajo la ley estatal, con ciertas restricciones. Sin embargo, es ilegal salir de Colorado con un producto de marihuana, así que él viola la ley para  tratar su enfermedad.

“Desde entonces, mi vida ha ido incrementando en calidad poco a poco”, dice. “Cada día mi vida es mejor”.

Cada día mi vida es mejor.

Entretanto, García Vallejo colaboró en formar el colectivo Autocultivo Medicinal en México, que comparte información en línea para ayudar a pacientes y sus familias a cultivar cannabis en sus hogares, una actividad ilegal en México.

Incluso para uso medicinal, la producción, el tráfico, la comercialización, el uso y la prescripción de cannabis están actualmente prohibidos por la ley mexicana y son punibles con pena de prisión y multas económicas. Las sanciones penales generalmente no se aplican por pequeñas cantidades (hasta 5 gramos) de la planta llevada para consumo personal.

En diciembre, el Senado de México aprobó una reforma a la Ley General de Salud y al Código Penal Federal para permitir el uso medicinal de ciertos derivados de cannabis con bajo contenido de THC. El cultivo de cannabis para uso recreativo personal seguiría siendo ilegal, pero su cultivo con fines medicinales no entrañaría sanciones penales.

La iniciativa aún no ha sido examinada por la Cámara de Diputados, lo que significa que todavía es posible presionar a los legisladores para legalizar el cultivo casero, dice García Vallejo.

En febrero de 2016, la Ciudad de México promulgó una nueva constitución local que permite el uso medicinal de marihuana, pero solo dentro de los límites de la ley federal, haciendo efectivamente de ello un gesto simbólico hasta que la ley cambie.

Pero aunque eso no suceda, dice García Vallejo, la gente seguirá cultivando la planta en secreto.

“La gente ya está haciendo lo que quiere,” dice García Vallejo. “El gobierno es muy miope si cree que le están haciendo caso”.

Related Stories